4 de mayo de 2017

¿Hay vida después de la entrevista de trabajo? Tips a seguir para marcar la diferencia

¿Qué ritual sigues cuando sales de una entrevista de trabajo?
¿Piensas que desde que cruzas la puerta para marcharte todo ha terminado?

Te contaré un secreto, procura no correr la voz para que quede entre nosotros. La respuesta es ¡¡¡NOOO!!!
La suerte no está echada, ni la decisión tomada...aunque sí encaminada hacia unos u otros aspirantes a la vacante, no nos engañemos. Es por esto por lo que, de existir dudas en los reclutadores acerca de si debes avanzar en el proceso, ser la persona elegida o, incluso, de darse una leve inclinación de la balanza a favor de otro candidato que no seas tú, todo puede variar justo en el momento en que decidas tomar cartas en el asunto después de haber asistido a un entrevista y rompas, de este modo, una lanza a tu favor.

Querido equipo, hoy no pretendo extenderme demasiado, pues creo que la idea que pretendo
transmitiros es nueva para muchos de vosotros pero muy sencilla de entender y poner en práctica. 
De acuerdo, siempre habrá quien me diga que ya sabía lo que hoy vengo a explicaros. En este caso, decidme ¿cuántos de vosotros, aún conociéndolos, habéis dado estos cuatro pasos al terminar una entrevista?

1. Aún en la entrevista, cuando parece que todo está puntito de finalizar...PROHIBIDO RELAJARSE. Recuerda que esta fase presencial del proceso no finaliza hasta que sales por la puerta (ojo, he dicho fase presencial, no proceso a secas...sino ¿qué hacemos aquí hoy?). 
Cuando la persona encargada de entrevistarte te invite a preguntar con el objetivo de resolver tus posibles dudas, te recomiendo que trates de informarte sobre cómo continuará el proceso, de cuántas fases consta, en qué fechas aproximadas contactarán con los candidatos para comunicarles si han sido seleccionados...justo en este momento, podrías añadir un ¿habría algún inconveniente si les escribo  un e-mail* interesándome por el estado del proceso, o cree que debo esperar?
Antes de marcharte, agradece la oportunidad y el tiempo que te han dedicado. Además, al igual que debiste hacerlo al entrar, despídete con un apretón de manos y, ya sabes, que no falte una sonrisa.
*A mi modo de ver, suele ser más práctico enviar un correo electrónico que realizar una llamada por varios aspectos: es menos invasivo y, al mismo tiempo, te dará mayor libertad  para que  te expresas de la forma en que te gusta hacerlo (los nervios de una llamada podrían hacer que titubees y jugarte una mala pasada).

2. Llegó la hora de la AUTOEVALUACIÓN.  Analiza lo sucedido durante la entrevista porque, al fin y al cabo, en caso de no ser la persona seleccionada, es una experiencia más de la que puedes sacar gran partido...pues todo conlleva un aprendizaje.
¿A quién no le  ha pasado que sale "dando saltos" de una entrevista y finalmente sucede que es descartado? a veces, por muy resolutivo que seas, no quiere decir que cumplas con el perfil que están buscando. Además, aunque percibas buen rollo y un clima bastante agradable con la persona entrevistadora, piensa que es una de sus funciones la de crear un ambiente en el que te sientas cómodo y relajado mientras respondes a sus preguntas (al menos en la mayoría de ocasiones). Por ello, no te rindas y analiza qué podrías haber hecho mejor, qué pautas has seguido correctamente y cuál es la conclusión final que extraes para posteriores entrevistas (en caso de que te dijeran que no sigues en el proceso). Para llevar a cabo este análisis, toma lápiz y papel, y hazte preguntas del tipo:
- ¿Han habido cuestiones nuevas que me hayan sorprendido y respondido sobre la marcha?
-¿Cuál hubiera sido la respuesta acertada para tales preguntas?
-¿Cómo me he sentido durante la entrevista?
-¿Han habido temas que me han hecho sentir incómodo o más nervioso?
-¿Qué preguntas he resuelto con mayor dificultad?
-¿Cómo ha sido mi tono de voz, mi lenguaje?
-¿He sonreído?
-¿Mi postura corporal era la adecuada?
-¿He saludado y me he despedido con un apretón de manos firme y seguro?
-¿Cómo analizo la actitud del entrevistador?
-¿Hay aspectos de la entrevista que me indiquen si ha ido bien? (tiempo de duración, preguntas muy detalladas sobre tu disponibilidad de incorporación, percepción de que te están intentando "vender" el puesto, si te hablan de tus futuros compañeros, etc.)

3. ENVÍA UN CORREO DE AGRADECIMIENTO. El día siguiente a la entrevista (no dejes pasar mucho más tiempo) envía un correo al entrevistador agradeciendo, nuevamente, la oportunidad de concederte su tiempo para una entrevista y el trato recibido durante la misma. Además, ahora que conoces un poco más sobre ellos, enfatiza tu deseo de formar parte de su equipo, comenta lo mucho que te inspira el ambiente en que trabajan y la afinidad que tienes con su metodología, misión y valores empresariales...ESO SÍ, NO TE EXTIENDAS DEMASIADO, "LO BUENO, SI BREVE, DOS VECES BUENO".

4. SEGUIMIENTO DEL PROCESO. Pasado un tiempo prudencial y, además, con un solo correo es suficiente (de lo contrario puedes agobiar y parecer "pesado"), puedes escribir solicitando información acerca del estado en que se encuentra el proceso.
Como dije con anterioridad, recomiendo que este seguimiento se lleve a cabo empleando el correo electrónico, en lugar de hacerlo mediante llamada telefónica.  
Ya lo has visto, la clave al salir de una entrevista de trabajo no tiene nada que ver con fumarse un cigarrillo, quedar con algún amigo para tomar una cerveza (especialmente si coincide con un viernes a mediodía), o llamar a tus padres para comentarles lo bien (o mal) que te ha ido. Los pasos anteriores, como también has visto y espero que compruebes dentro de muy poco, van a permitir que te diferencies del resto de candidatos (porque no todos lo hacen, ni todos leen este blog para saber que deben hacerlo), al tiempo que muestras interés y potencias, de tal manera, tu candidatura.
No te lo pienses y MARCA LA DIFERENCIA. 
Tú psique puedes, por ello confío en que lo harás :)

¡Buenas noches equipo! Os espero el jueves que viene con un interesante post al hilo del que hoy hemos trabajado: ¿Cómo sobreponerse a un NO después de una entrevista laboral?
¡Os gustará! Mientras tanto ¡buen finde y a ser felices!

No hay comentarios:

Publicar un comentario